Entre la incertidumbre, especulación, reuniones virtuales, entre el tira y afloja entre el Movimiento Al Socialismo (MAS) y fuerzas opositoras e invitación a candidatos a la presidencia para este martes a las 10 de la mañana, se promueve un posible acuerdo para postergar los comicios generales para septiembre. Pero hay partidos que no están de acuerdo con que se defina una fecha.

La complicada situación que vive el país y el mundo por la pandemia del coronavirus ha obligado a reprogramar una serie de actividades, entre ellas las elecciones generales, que a la fecha tienen su realización como tope el 2 de agosto, conforme a norma empujada por el MAS.

Fuentes cercanas al Tribunal Supremo Electoral (TSE) informaron que se hicieron contactos con los candidatos que pugnan por la silla presidencial de manera virtual para abordar diferentes temas.

Bajo esta perspectiva, una fuente política informó a Los Tiempos que “para este martes a las 10 se ha convocado a los candidatos, no a los partidos, para definir que los comicios sean en septiembre”.

“Esta definición es apoyada por Jeanine Áñez, Carlos Mesa y el MAS, para el domingo 6 de septiembre, por lo que el presidente del TSE, Salvador Romero, plantearía un proyecto. No se olvide que hay una ley que definió las elecciones máximo para el 2 de agosto, entonces se tiene que hacer un trámite en el Legislativo”, indicó.

Sobre el tema, el TSE se indicó que no hay nada oficial.

Desacuerdo

Se conoció que no todos están de acuerdo que se fije una fecha para que se realicen las elecciones, toda vez que se prevé que el pico más alto de Covid-19 se dé entre julio y agosto.

El candidato por la alianza Creemos, Luis Fernando Camacho, a través de su cuenta de Facebook cuestiona este posible acuerdo, al indicar que el mes de marzo observaron el proyecto de ley del TSE para definir fecha de elecciones.

“Ellos mintieron indicando que había consenso. Hoy hacen lo mismo, mienten sobre un acuerdo inexistente. El TSE debe actuar con la verdad, si no cómo podemos creer en su transparencia a la hora de cuidar nuestro voto”, cuestiona Camacho. Vanos fueron los intentos para conocer la posición de los partidos en carrera.

Creemos

Creemos señala que el MAS, con sus dos tercios, impuso una fecha determinada sin considerar la opinión de las alianzas inscritas, además de desconocer la crisis sanitaria que afecta al país.

El candidato indica que se desconoce el derecho de centenares de jóvenes que no podrán inscribirse en el padrón electoral, debido a que el TSE establece la preclusión de actos realizados.

MAS

La posición inflexible del MAS sobre el desarrollo de las elecciones como máximo el 2 de agosto dio un giro en las últimas horas. Este partido mostró su predisposición de una nueva postergación de los comicios, todo esto luego de la “línea que dio Evo Morales desde Argentina”.

Juntos

A través de un comunicado, demanda al TSE definir una fecha para las elecciones. “La fecha que sea determinada por el TSE será acatada democráticamente por nuestra alianza”.

Algunos frentes piden que no se defina la fecha y que ésta debe responder a definiciones de un comité científico.

OPINIONES DE EVO VIOLAN TRATADOS INTERNACIONALES

REDACCIÓN CENTRAL

“El señor Morales continúa violando las normas de derecho internacional de refugiados y protocolos que tiene que cumplir en Argentina, al emitir opiniones sobre asuntos internos del país”, señala el abogado constitucionalista José Luis Santistevan.
“Evo Morales sigue haciendo política desestabilizadora y viola los tratados internacionales. Evo no puede ni debe hacer política, ni puede aceptársele ninguna opinión en ese sentido”, señala. Explicó que las elecciones dependen de la pandemia, y si la pandemia sigue, hay que modificar la fecha, pero esto no depende de los intereses políticos de un candidato o de un de partido; depende de la protección de la vida de los bolivianos.
“Las declaraciones de Morales sobre las elecciones confirman que desde Buenos Aires sigue manejando la Asamblea para generar confrontación entre bolivianos y desestabilizar la democracia en Bolivia”, indica.
Prueba de ello es la posición flexible que ahora muestra el presidente de Diputados, Sergio Choque.

 

Facebook Comments