Luego de cumplir los 14 días de cuarentena por el coronavirus, el segundo grupo de 446 compatriotas bolivianos, que estaban en el campamento Tata Santiago en la población fronteriza de Pisiga, comenzaron a retornar, este lunes, a sus respectivas regiones de origen en territorio nacional.

Para el traslado de los connacionales se habilitaron varios buses que los llevarán a sus departamentos de residencia, según un reporte de la televisora Bolivia Tv.

El 20 de abril, un grupo de ciudadanos bolivianos ingresaron al campamento para completar los siete días de aislamiento, luego de que cumplieron la medida sanitaria en una unidad educativa de Iquique, Chile.

El 12 de abril se inició el traslado de 400 connacionales desde la comuna chilena de Colchane hasta Iquique y un día después se transportó a otros 370 ciudadanos a la misma ciudad, donde todos fueron sometidos a la cuarentena, en función a los protocolos sanitarios dispuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El 23 de abril, la canciller Karen Longaric informó que otro grupo de bolivianos, que recién inició la anterior semana el aislamiento en Chile, será trasladado al campamento en Pisiga y concluirá la cuarentena en esa región fronteriza, para mitigar cualquier riesgo de propagación del coronavirus.

La Ministra de Relaciones Exteriores precisó, además, que otros 1.700 connacionales, que cumplen la cuarentena en las ciudades de Iquique y Antofagasta, concluirán la medida en esas regiones y volverán de forma directa a sus lugares de origen, en territorio nacional.

ABI

Facebook Comments