La viceministra de Gestión Comunicacional, Mónica Coelho, aclaró que el periódico estatal Bolivia funciona con recursos propios, es decir, es autosustentable y funciona con el dinero que genera de la venta de espacios publicitarios al igual que todos los medios de comunicación, luego de las críticas de algunos directores de periódicos del país por la edición impresa gratuita de ese matutino.

«El periódico Bolivia no recibe fondos del Estado (TGN), funciona con recursos propios a través de la venta de espacios publicitarios, al igual que todos los medios de comunicación», expresó.

Consultada respecto a la acusación de «competencia desleal» por parte de algunos diarios afiliados a la Asociación Nacional de Periodistas (ANP), Coelho negó que el propósito del trabajo desarrollado por el periódico Bolivia fuese para perjudicar a otros medios escritos y aclaró que la edición semanal gratuita del matutino estatal, del 24 de abril, se realizó con el único objetivo de difundir información de prevención para evitar el contagio y propagación del coronavirus, y de servicio para que la población pueda acceder al Bono Universal, Familia y Canasta Familiar.

Según el propio medio estatal, la publicación gratuita del periódico se rige a lo dispuesto por el Decreto Supremo 4205, emitido por el Gobierno nacional el 1 de abril de 2020, para la prevención, contención y tratamiento de la infección por el coronavirus COVID-19, que en su artículo 9 establece que «Los medios de comunicación de radio, televisión y prensa escrita, así como sus formatos digitales y de redes sociales, de manera excepcional y durante el tiempo que dure la declaratoria de emergencia sanitaria nacional difundirán de manera gratuita y obligatoria contenidos y mensajes de carácter educativo e informativo, producidos en el marco de la estrategia comunicacional y proporcionados por el Ministerio de Comunicación o la Entidad Territorial Autónoma correspondiente».

La autoridad añadió que la circulación gratuita de periódicos también fue realizada por otros medios de comunicación escritos, como Los Tiempos (el 15 de abril) y el periódico Opinión (el 17 y 24 del presente mes), cuyas ediciones impresas fueron distribuidas en centros de abasto, entidades financieras y supermercados, sin que estas acciones causen reacciones adversas de otros medios periodísticos.

Coelho recordó a los medios de comunicación que el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, convocó al presidente de la ANP, Marco Dipp, a una reunión en la que coordinarán esfuerzos en temas de interés del sector, por lo que reafirmó su preocupación por la crisis de los diarios impresos y de todo el sector productivo.

La autoridad subrayó, finalmente, que la información plural e independiente está garantizada en el país y será salvaguardada por el actual Gobierno dentro de los parámetros de la democracia, por lo que los medios de comunicación no deben sentirse atemorizados por supuestos monopolios de prensa estatales inexistentes, ni deslealtades ficticias.

«La difícil coyuntura por la que está atravesando el mundo y el país debido a la pandemia del Covid-19 debilitará la situación económica de empresas de todos los rubros, pero nuestro gobierno hará todos los esfuerzos para sobrellevar los efectos del virus», concluyó.

OXÍGENO DIGITAL

Facebook Comments