El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz informó que no hay un plan de “encapsulamiento” de zonas en el territorio del municipio, sino que se han instalado controles más rigurosos en donde existen centros de abasto, cuyo flujo de personas es mayor, para frenar la propagación del Covid19, aseguró el Secretario Municipal de Seguridad Ciudadana, José Luis Ramallo

En contacto con la AMN, Ramallo señaló que la intensificación de los controles se definió en una reunión conjunta entre la Alcaldía, la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas, el sábado pasado.

Frente a la información que circuló en redes sociales que habla de un “encapsulamiento” de zonas, Ramallo explicó que en realidad se trata de un control más estricto en zonas como Villa Fátima, El Tejar, la Garita de Lima, la Rodríguez y el Cruce de Villas, lugares donde existen centros de abasto muy concurridos.

“Quiero precisar que el término no es encapsular, es en realidad intensificar los controles para hacerlos más óptimos y, obviamente, regular el flujo de personas hacia los centros de abasto, tanto de compradores como de vendedores de productos”, explicó Ramallo.

La autoridad edil agregó que la referencia de estas cinco zonas ha sido facilitada por la Policía y las Fuerzas Armadas con base a un relevamiento de mayor flujo de personas efectuado con anterioridad.

Explicó que algunas de las medidas asumidas para hacer un mejor control son el uso obligatorio de barbijos para todos los ciudadanos, el uso obligatorio de guantes en el caso de los vendedores, la venta en vía pública en función a la terminación del número de carnet de identidad, el límite de personas que circulen en autos grandes y pequeños y la prohibición de la venta de comida preparada en las calles.

En ese sentido, la autoridad señaló que el control más intenso en los centros de abasto comenzó ayer y requirió una mayor presencia de efectivos militares, policiales y municipales, lo que redujo, dijo, el flujo de personas en esos lugares.

“Ha mejorado de manera sustancial el panorama, porque ya entendiendo este mecanismo que se ha establecido a través de disposiciones nacionales y municipales, las personas se han ido adecuando a esta regulación y hubo menor frecuencia, menor presencia de personas en estas áreas y, obviamente, el balance es positivo de ayer a hoy respecto a estos controles que se han intensificado”, concluyó.

OXÍGENO DIGITAL

Facebook Comments