El petróleo intermedio de Texas (WTI) protagonizó este lunes un desplome histórico del 305% y por primera vez desde que hay estadísticas entró en valores negativos, pues el precio del barril estadounidense quedó en -37,63 dólares, con los comerciantes muy preocupados por una caída en la demanda debido a la pandemia del coronavirus que llevó hoy al colapso del crudo.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaron la cifra insólita de 55,90 dólares con respecto a la sesión previa del viernes.

Los analistas subrayaron que los contratos de mayo expirarán pronto como índice de referencia del petróleo de EEUU y a partir de mañana habrá que analizar la evolución de los futuros de junio en función de su volumen de demanda. De hecho hoy los contratos de junio están a 20,43 dólares con ya mayor volumen de demanda que los de mayo, concretamente cinco veces más.

En todo caso, los inversores han quemado las naves de su pesimismo a corto plazo, a la espera de una reacción de la demanda de cara a junio, cuando confían en que se reactivará la economía y las necesidades de crudo aumenten.

En todo caso, la diferencia entre los contratos de mayo y junio, conocidos como el primer mes y el segundo mes, es ahora la más amplia de la historia, según Jeff Kilburg de KKM Financial. “Este es un fenómeno debido a la expiración del contrato del primer mes junto con la caída histórica del crudo”, dijo en un correo electrónico recogido por la CNBC.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en mayo retrocedieron hasta los 0,66 dólares el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, se situaron en los 1,92 dólares por cada mil pies cúbicos.

EFE

Facebook Comments