El director general de Migración, Marcel Rivas, informó el miércoles que preparan la segunda fase del Campamento ‘Tata Santiago’, en Pisiga, frontera con Chile, para acoger a un nuevo grupo de ciudadanos bolivianos, a quienes se intenta utilizar políticamente para generar violencia e interrumpir la cuarentena.

«Estamos trabajando con el Ministerio de Defensa y Defensa Civil, en el establecimiento de la segunda fase del campamento para ver la capacidad de recibir a esos ciudadanos bolivianos que genuinamente quieren ingresar al país», dijo a los medios de comunicación.

«Que quede claro, que quienes ejercieron violencia, el objetivo que tenían era ingresar a la frontera de Pisiga, por un paso no autorizado, donde atacaron a los efectivos militares, incluso arrebataron un fusil que fue recuperado», apuntó.

Aseveró que a esas personas, que intentan generar violencia, les caerá todo el peso de la ley, porque están plenamente identificadas, ya que pertenecen al Movimiento Al Socialismo (MAS) y que, en febrero pasado, se fueron a residir en Chile.

«No vamos a permitir que este grupo de delincuentes, terroristas contaminen el campamento de cuarentena con violencia, división y destrucción», precisó.

ABI

Facebook Comments