El alcalde de la comuna de Huara en la región chilena de Tarapacá, Juan Bartolo, informó que la mañana de este sábado partió una caravana de diez buses trasladando a un contingente de bolivianos que durante casi diez días esperaron la autorización del gobierno boliviano para retornar el país.

La autoridad chilena dijo a Erbol que acompañará a los bolivianos hasta la localidad de Colchani para dar por cumplida su misión de haber tenido y atendido a los bolivianos que no pudieron ingresar a territorio nacional, debido a las restricciones impuestas por el gobierno boliviano en su lucha contra el coronavirus.

“Estoy con una alegría inmensa porque al fin se cumple el sueño de muchos compatriotas bolivianos que puedan pasar a su país. Esto nos da un respiro, algunos se fueron llorando porque no había respuesta del vecino país, ahora gracias a Dios y también a la presión de los medios, (el sueño) se cumplió. Estoy muy feliz porque podrán cumplir la cuarentena en Pisiga”, declaró en contacto telefónico  a tiempo de emprende viaje  desde Huara.

Estimó que aproximadamente serán unos 550 bolivianos los que retornarán en próximas horas y anunció que a partir de ahora, Huara cierra sus puertas a más ciudadanos bolivianos porque la Alcaldía ordenó ingresar a una cuarentena comunal como medida preventiva, aunque asegur{o que esa población está libre del coronavirus.

“La verdad es que todos los que están tienen que irse, pero aun así hay gente que está llegando en la tarde y la verdad es que yo no voy a poder sostener nuevamente a toda esta gente que iba a llegar. Acá el Ejército y Carabineros harán una fiscalización muy fuerte, yo ya entregué más de lo que podía y no podría cómo sostener a más gente, así es que no vengan porque no podrán entrar a Huara”, indicó.

En la localidad boliviana de Pisiga, las autoridades alistaron ambientes en el campamento «Tata Santiago»,  donde los bolivianos serán sometidos a una cuarentena bajo observación médica para evitar posibles casos importados de coronavirus.

ERBOL

Facebook Comments