Autoridades habilitaron un campamento, en la región fronteriza de Pisiga, con la capacidad e albergar a 300 ciudadanos bolivianos que ingresarán a través de la frontera con Chile para guardar cuarentena por 14 días, informó el ministro de Defensa, Fernando López.

El Ministro señaló que los 300 bolivianos que se albergarán en ese campamento ingresarían el sábado, a través de la frontera.

Aseveró que el campamento tiene condiciones de dar alojamiento, comida y revisión de salud para sus ocupantes. Anunció también que se evaluaría otro sector para un segundo campamento.

En el lugar se observó que se habían instalado carpas (25, dijo el Gobernador de Oruro) para recibir a los compatriotas. También, en el coliseo del sector, se estaban armando cocinas, hornos y se entregaban colchones y frazadas.

López indicó que quienes vayan a ocupar ese campamento deben hacer cuarentena por 14 días, como prevención por el coronavirus, y que de no tener síntomas ya podrán regresar a sus hogares.

Advirtió que se está instalando un cordón de seguridad para evitar que los repatriados salgan de la cuarentena.

“No van a poder salir, no deben salir, se va a hablar con cada uno de ellos en Migración para que sepan a que están viviendo y están viniendo a quedarse en los campamentos durante 14 días, como corresponde”, agregó.

Desde hace varios días, varios bolivianos se concentraron en la frontera en Huara, para intentar ingresar al país. En un principio, el Gobierno rechazó recibirlos porque no había condiciones para ponerlos en cuarentena, sin embargo, después decidió instalar el campamento.

López pidió a los compatriotas que tengan paciencia. También instó que quienes aún tienen visa para quedarse en Chile, que lo hagan, para evitar que haya un “éxodo”.

ERBOL

Facebook Comments