El Gobierno visitó este lunes a los pasantes que organizaron hace unos días una fiesta en el municipio paceño de Patacamaya para demandar la lista de invitados y lograr identificar a posibles portadores del COVID-19. La medida se realizó luego del deceso de una persona con coronavirus que participó en la celebración.

La fiesta fue organizada pese a las restricciones que fueron interpuestas por el gobierno para evitar la propagación de la enfermedad.

“Hemos visitado a los que hicieron la fiesta para que nos den la lista de contactos y así realizar un seguimiento epidemiológico y el virus no se propague más”, aseguró el ministro Iván Arias desde Patacamaya.

“Lo que se hizo es muy peligroso e irresponsable”, dijo la autoridad. Uno de los seis fallecimientos en el país por coronavirus ocurrió en Patacamaya.

La fiesta patronal a San José fue organizada entre el 12 y 14 de marzo en Patacamaya, a la que asistieron vecinos, grupos musicales e invitados especiales de Chile y Perú. El gobierno informó que las autoridades locales intentaron suspender el acontecimiento social siguiendo las restricciones impuestas por el gobierno, pero los pasantes no escucharon la advertencia.

El Ejecutivo también anunció un proceso penal contra el alcalde de Patacamaya, Tiburcio Choque, por permitir la organización de la fiesta.

El viceministro de Transparencia, Guido Gustavo Melgar, expresó que “el señor alcalde de Patacamaya tenía conocimiento (de las restricciones) y por ende tenía la obligación de suspender esa fiesta. Hemos hablado con los dos pasantes e indicaron que el burgomaestre no les informó sobre la restricción y además participó en la fiesta”, contó.

Destacó que desde este lunes los vecinos finalmente decidieron acatar la cuarentena. La Alcaldía de ese municipio instruyó el domingo el cierre total de las carreteras de ingreso y salida de la localidad para su aislamiento. Indicó que los habitantes deben permanecer en sus hogares y sólo podrán abastecerse los jueves de 06:00 a 10:00.

Facebook Comments