El director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Luis Fernando Valverde Ferrufino, presentó su renuncia al cargo y denunció que esa empresa estatal se convirtió, desde la administración del Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS), en una “agencia de empleos”, situación que no habría cambiado con la administración del nuevo Gobierno transitorio.

“Es de todos conocido que la NH se convirtió en agencia de empleos del Ministerio de turno y en un facilitador de YPFB para que opere libre e irrestrictamente a fin de fortalecer una imagen de éxito de la ‘nacionalización’. Ante lo expuesto, considero que dar continuidad con esta situación, como se pretende hacerlo ahora, sería deshonesto y desleal con las expectativas de la población boliviana”, expresó Valverde en su carta de renuncia dirigida a la presidenta, Jeanine Áñez, según reportó Los Tiempos.

Asimismo, según el mismo medio, Valverde afirmó que uno de sus objetivos era transparentar los resultados de los anteriores 14 años «de errores y desaciertos»; sin embargo, esa intención «fue recibida con excesivo celo e indisimulado rechazo por parte de las autoridades que definen la política y operan, a nombre del Estado, las actividades de hidrocarburos.

Finalmente, aseguró que siempre estuvo consciente de que «un ambiente de hostilidad y mezquindad» implicaría su alejamiento del cargo, informó el portal Oxígeno.

Facebook Comments