El hombre fuerte del MAS, representante de Santa Cruz, se vio solo en el momento de ser trasladado a las celdas de la Felcc, donde pasó la noche. Será imputado por favorecer a la firma Horizontal.

Cinco días después de que se conociera que Carlos Romero Bonifaz, exministro de Gobierno, aún estaba en Bolivia, escondido en su casa, este acabó aprehendido tras ser denunciado por los hechos de  corrupción en la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn).

Su detención se dio  luego de que fuera dado de alta de la clínica de  la Caja Petrolera, donde fue internado el viernes por un cuadro de deshidratación severa.

“¡Maleantes!”, gritó Romero ayer por la tarde a los miembros de la Resistencia que se apostaron en las puertas del centro médico y observaron cómo  subía a un vehículo para ser trasladado a la Fiscalía, en la calle Potosí.

Así terminó una etapa histórica para quien   fuera uno de los hombres fuertes del  gobierno de Evo Morales.   Minutos antes de ser detenido, el  reemplazante de Romero en el cargo, Arturo Murillo, advirtió que la exautoridad fue citada a declarar y que si no se presentaba iba a ser aprehendido, tal como mandar la norma.

Minutos después,  los fiscales y policías se presentaron en la  Caja Petrolera y llevaron a Romero a prestar su declaración por el caso Uelicn. A las 15:35, Romero ingresó a la Fiscalía, custodiado por un fuerte contingente de policías vestidos de civil.

Fue conducido del brazo ante el asedio de  la prensa y los activistas liderados por el  abogado Eduardo León. Romero estuvo cuatro horas en la oficina de los investigadores.

 A las 17:20  se conoció que el exministro estaba indispuesto, por lo que personal médico llevó un botellón de oxígeno. A las 18:50, su abogado, Andrés Zúñiga, abandonó raudamente el Ministerio Público. Poco tiempo después, el director nacional de la Felcc, Iván Rojas, confirmó la aprehensión de Romero por los delitos de uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes.

“Mi cliente ha sido aprehendido y pasará la noche en las celdas de la Felcc”, dijo Zúñiga. Además, denunció irregularidades en el operativo de arresto. Adelantó que hoy presentará una acción de libertad.

El 20 de febrero de 2019 se inició la investigación con la petición de informe escrito de la diputada Rose Marie Sandóval, sobre los 42 contratos de Uelicn con la empresa Horizontal de Aviación Bolivia SRL, cuyo propietario, el peruano Nilo Honor, abandonó el país. Sin embargo, la denuncia oficial fue presentada por el entonces ministro Romero. “No había orden de aprehensión. El caso que yo he denunciado intentan voltearlo contra mí sin control jurisdiccional”, aseguró ayer el detenido.

El 27 de diciembre de 2019, la diputada presentó una ampliación de querella  contra Romero y contra otras cinco personas por los delitos de uso indebido de influencias, beneficio en razón del cargo, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, resoluciones contrarias a la Constitución  e incumplimiento de deberes. “Se adelantó a presentar la denuncia sólo  para protegerse a él (Romero) y los implicados porque tenía control de la Fiscalía”, dijo ayer Sandóval.

Hasta el momento son 23 los involucrados, 15 civiles, de los cuales sólo cinco prestaron su declaración informativa y fueron enviados a la cárcel, pero en los días de conflicto de octubre y noviembre, los recluidos se beneficiaron con detención domiciliaria.  También están involucrados militares, excomandantes de los Diablos Rojos y Negros.

Defendió a Horizontal

  • Impugnación De acuerdo con  la resolución jerárquica  003/2016, el exministro de Gobierno  Carlos Romero   justificó la contratación de Horizontal de Aviación Bolivia SRL para la Uelicn, después de que una  empresa descartada  impugnara el proceso de contratación en 2016.
  • Funcionarias El documento fue presentado el 4 de abril de 2019 en la audiencia cautelar de las exjefas de la Uelicn, Carlena de la Torre y Mabel Fresco, con el fin de demostrar que sobre ellas estaba la autoridad del entonces ministro Romero para adjudicar los contratos.

Facebook Comments