El Gobierno de Pedro Sánchez emitió un comunicado en el que informa la expulsión de tres miembros del cuerpo diplomático de Bolivia en Madrid; esto como respuesta al plazo de 72 horas que la presidenta Jeanine Áñez le dio a los representantes europeos para dejar el país.

Luis Quispe Condori, encargado de negocios; Marcelo Vargas Barral, agregado militar, además del policía, Orso Fernando Oblitas Siles son quienes deben dejar España.

«España rechaza tajantemente cualquier insinuación sobre una supuesta voluntad de injerencia en los asuntos políticos internos de Bolivia. Para España, cualquier afirmación en este sentido constituye una calumnia dirigida a dañar nuestras relaciones bilaterales con falsas teorías conspiratorias», dice parte del comunicado.

La medida es «en reciprocidad al gesto hostil del Gobierno interino de Bolivia» que este lunes solicitó a los Ministerios de Relaciones Exteriores de España y México que retiren a sus actuales cuerpos diplomáticos y los reemplacen, esto luego del incidente de los agentes encapuchados que llegaron a la residencia de la embajada de México en la ciudad de La Paz el pasado viernes.

Facebook Comments