Desde la madrugada de este jueves, un incendio de magnitud afectó a la serranía de Sama, en el departamento de Tarija. Hasta horas de la noche, los bomberos y los grupos que intentan sofocarlo no lograron controlar las llamas debido a los fuertes vientos y a las zonas inaccesibles. Durante la tarea un policía y un funcionario público del municipio de San Lorenzo fueron heridos por piedras incendiadas.

«Urgente. No se puede controlar el incendio (debido a los) fuertes vientos y zonas inaccesibles. Grupos operativos y logística continúan atendiendo», informaron varias cuentas de Facebook, al final de la tarde.

Aún no se determinaron las causas del incendio; sin embargo, no es la primera vez que ocurre un hecho similar en esta serranía, que por su topografía el fuego se expande. El incendio abarca la serranía a las alturas de las comunidades de Calama, Marquiri, y Choroma.

El jefe de la Unidad de Riesgos del Gobierno Municipal tarijeño, Boris Fernández, explicó que los problemas para apaciguar las llamas se deben al tipo de la vegetación, que hace que el fuego se reaviva en otros sectores de la serranía. Dijo que se espera que con la llegada de la noche la velocidad del viento reduzca y eso permita apagar las llamas.

Fernández explicó que cerca de las faldas de la serranía a la altura de Calama, hay tres viviendas que podrían estar en riesgo.

«El principal problema es la caída de las taracas existe bastante material vegetal seco y verde que vuelve a reavivar el incendio. Esperemos que ahora lo controlemos, pero la vegetación (el fuego) hace que se reaviva en otros sectores de la montaña, se vuelve muy peligroso, porque las piedras están cayendo de la parte de arriba», dijo Fernández.

Precisamente, durante el día, mientras se intentaba apagar el fuego, un policía, que no contaba con la indumentaria necesaria para estas actividades, fue alcanzado por una piedra encendida, que le afectó una de sus orejas y parte de su cabeza.  Algo similar ocurrió a un funcionario municipal que también coadyuvaba con las labores. Ambos se encuentran internados, de acuerdo a un reporte de ATB.

«El ingreso es bastante complicado, es una quebrada. Entonces es muy difícil que el policía esté pagando el fuego. Es riesgoso para la salud de cualquiera», explicó el comandante departamental de la Policía Boliviana en Tarija, Miguel Ángel Prieto.

El subteniente Álvaro Maraz, de la unidad de bomberos de la Policía, explicó que en la tarde se combatía el incendio con dos carros bomberos y con la participación de Defensa Civil del Ministerio de Defensa. Además de acuerdo con la información de la Alcaldía tarijeña, también participan en las labores la personal de la Alcaldía de San Lorenzo, Gobernación de Tarija, la Policía Boliviana.

Facebook Comments