En una amplia publicación en la red social Facebook, Hernández agradeció a una serie de funcionarios del Estado por el respaldo a su trabajo. También reveló que con las ganancias de los contratos obtenidos en Bolivia, la empresa mexicana pudo financiar “otros proyectos progresistas que se encontraban sin capital en otras partes del mundo”.

“En este recorrido el 2014 fue central debido a la oportunidad y apoyo recibido por el intachable compañero Héctor Ramírez, así como el 2017 por los desembolsos económicos gestionados por la actual viceministra Leyla Medinaceli en favor de Neurona, que posteriormente nos ha permitido contribuir a incursionar en otros procesos electorales de Iberoamérica, que mantengan intacto el sueño de la patria grande en defensa de mejores condiciones de vida para los más pobres y vulnerables”, publicó.

Los Tiempos se contactó con la Viceministra para obtener su versión, pero la autoridad no respondió el celular. Neurona es la productora que recibió 12,4 millones de bolivianos del Estado por ocho contratos, según datos oficiales. Sólo en 2018 la firma obtuvo cuatro contratos estatales por 10.477.608 de bolivianos que fueron pagados por el Ministerio de Comunicación, dirigido entonces por Gisela López.

Además, Neurona produjo el documental “El Robo: Cuando las leyes se escribían en inglés”, estrenado la anterior semana y que fue realizado a pedido de la Asamblea Legislativa con un costo de 783.000 bolivianos. Esta producción“se convierte en la punta de lanza de la estrategia de campaña de las elecciones de octubre”, dijo.

Destacó que el primer contrato que obtuvo fue en la campaña presidencial de 2014 a través de Activistas Solidarios Voluntarios. Agradeció también a la conductora del programa televisivo “Esta casa no es hotel”, Susana Bejarano, por alojarlo en su casa.

Asimismo, cuestiona al diario Página Siete, que evidenció, entre otros medios, los millonarios contratos. En modo irónico le agradeció “por la gran publicidad que nos han realizado durante estos meses, aunque la investigación realizada fue limitada y poco seria”.

Aseveró que es “triste que la oposición al Proceso de Cambio” haya recibido información confidencial del Ministerio de Comunicación para “golpear a nuestros compañeros solidarios, también voluntarios”como el ministro Canelas  y Medinaceli, “a quien no nos cansamos de agradecer por su solidaridad y eficiencia para agilizar los procesos relativos a nuestra llegada”.

Hernández también publicó fotografías, en las que se le ve junto al ministro Canelas, Walter Chávez, responsable de Comunicación de la Agetic, Natalia Antezana, Bejarano, Ramírez y Medinaceli, quienes fueron parte de la campaña presidencial de 2014.

NEURONA CAPACITÓ A GUERREROS DIGITALES

Otra revelación del director de Neurona, César Hernández, fue que la empresa mexicana también se encargó de capacitar a los “guerreros digitales” del MAS.

“En breve publicaremos las fotografías y videos de los cursos de capacitación que hicimos para los Guerreros Digitales, impartidos gracias a Leyla Medinaceli”, señala parte del post en Facebook.

Hernández, en otra publicación en Facebook, declaró que él y sus compañeros son “activistas voluntarios solidarios defensores del proceso de cambio”.

Facebook Comments