El exdefensor del Pueblo y rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, afirmó este miércoles que la expulsión del italiano Cesare Battisti, pese a ser solicitante de refugio, se debió a que el gobierno prefirió congraciarse con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, para generar espacios de acercamiento.

“La decisión del gobierno de sacar a este señor (Cesare Battisti) tiene la intención de congraciarse con el nuevo gobierno del Brasil, está al margen de los parámetros jurídicos de la normativa internacional”, manifestó Albarracín.

El 13 de enero, el ultraizquierdista italiano fue entregado a las autoridades de su país luego de ser aprehendido en Bolivia donde solicitaba refugio. El gobierno utilizó la excusa de que Battisti ingresó al país de forma irregular y por eso lo expulsó, pese a que la normativa internacional sobre refugiados no considera este hecho como motivo de sanción.

Facebook Comments