El vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, observó “improvisación” y afectación en áreas “extremadamente críticas” del Órgano Electoral por los despidos recientes que se suscitaron en las áreas de seguridad tecnológica y redes de información.

“La preocupación que tengo es la improvisación. El tomar decisiones que no sean sopesadas puede ser algo que repercuta a futuro”, declaró Costas hoy a Erbol, quien considera que los dos responsables retirados (Óscar Flores y Franz Álvares) eran personas “altamente” capacitadas para ejercer esas funciones.

Mencionó que, por ejemplo, ambos funcionarios conocían y fueron capacitados en el sistema Blade, virtualización y configuración de gestoras, pero los que ahora los suplen no hicieron ni si quiera el curso CCNA, que es el primero para redes.

“El personal que se afectó es personal altamente capacitado. Quienes están designados no tienen esta especialidad, han trabajado en otros áreas, son profesionales que tienen su formación, pero, indudablemente, no las competencias ni las habilidades”, explicó y dijo también que ese “incidente” afectó “áreas extremadamente críticas”.

La presidenta del TSE, María Eugenia Choque, explicó que la poca experiencia y una recomendación de la Organización de Estados Americanos motivó al cambio de los responsables de Infraestructura de Redes, Data Center y Seguridad de la Información de la institución.

Facebook Comments