Para muchos, los juguetes que son entregados a los niños en navidad, son hechos en el taller de papanoel, sin embargo, la realidad es que grandes empresas se encargan de fabricar aviones, drones, robots, muñecas y otros, muchas de esas marcas son de procedencia china, se lo puede advertir por su calidad y bajo costo.

Ante esta situación los artesanos bolivianos se sienten abandonados por el estado que hace poco o nada, para evitar el ingreso de mercadería de contrabando, sin embargo, todavía apuntan por fabricar juguetes de primera calidad como los trabajos de la familia Paty que se dedica a elaborar vehículos de madera a escala.
Hernán Paty cuenta que al margen de la ocupación de artesano tiene una profesión que se la debe al arte heredado por su padre.

“Esta profesión que he tenido ha sido gracias a mi padre, el nos ha enseñado a nosotros a hacer estos autos de madera”.

Desde hace más de tres décadas viene elaborando trabajos artesanales con detalles singulares, este año entre sus novedades están los buses municipales de La Paz Y El Alto Puma kataris y Wayna Buses respectivamente, cada trabajo tiene las características de uno de verdad en cuanto al interior y exterior.

El artesano alteño trabaja en coordinación con su padre y su hija con quienes durante gran parte del año convierten la madera en vehículos de diferentes modelos en su taller de la zona Tejada Triangular, sus trabajos son adquiridos por algunos comerciantes de la feria de navidad, sin embargo, toda su producción será puesta a consideración del publico en la feria de la Alasita en el parque urbano central de La Paz.

Facebook Comments