Después de seis meses de detención en el COF (Centro de Orientacion Femenina) de La Paz, María Soledad Medrano Siñani, podrá retomar sus actividades productivas en su comunidad rural y defenderse en libertad.

María Soledad Medrano Siñani, la mujer que mató a su esposo luego de encontrarlo infraganti violando a su hija de 14 años, podrá defenderse en libertad por decisión de la jueza Miriam Tarqui del Juzgado Segundo Anticorrupción y Contra la Violencia Hacia las Mujeres de El Alto que le otorgó detención domiciliaria.

La determinación fue adoptada en la víspera durante una audiencia de medidas cautelares en la que la autoridad judicial reconoció como lícita “la ocupación de labores de casa que acreditó la defensa en aplicación del Artículo 338 de la Constitución Política del Estado que reconoce el valor económico del trabajo del hogar y que incluso debe cuantificarse en las cuentas públicas”.

Heidi Gil, abogada de Mujeres Creando que asumió la defensa de Medrano Siñani, destacó la resolución de la jueza que “además de reconocer la ocupación de ama de casa como un trabajo, valoró las pruebas que acreditan el arraigo natural y social de nuestra defendida en su comunidad rural desvirtuando la objeción de la Fiscalía”.

El fallo de la jueza establece que la detención domiciliaria se hará efectiva una vez que Medrano Siñani presente dos garantes personales y tramite su arraigo ante Migración “por lo que esperamos que en año nuevo ella ya estará en su comunidad junto a su hijita” dijo Gil.

Facebook Comments