El presidente Evo Morales instruyó este viernes a las autoridades pertinentes sancionar a los responsables de la muerte de una mujer en Riberalta, durante el paro cívico que se realizó el jueves en ocho departamentos del país.
El Jefe de Estado calificó a los movilizados de violentos y racistas y que tenían el propósito de convulsionar el país, y destacó el rechazo a la medida de “la mayoría de los bolivianos”.
“He instruido al Ministerio de Gobierno, a las autoridades competentes, todas las acciones para sancionar a los responsables de la muerte de una hermana en Riberalta”, demandó Morales en el acto del VIII aniversario del Grupo Aéreo Presidencial.

Suleydi Estívariz (52) falleció en Riberalta en medio de una discusión con los mototaxistas, cuando la obligaban a acatar el paro cívico.

«Mi esposa estaba en su casa y salió porque escuchó bulla, (entonces) ahí dice que empezó a discutir con alguien, con esos vandálicos y cayó«, dijo Ademar Siviora, esposo de la fallecida, en declaraciones al canal estatal BTV.

Otro familiar, que se identificó como sobrino de la víctima, agregó que él vio el momento de la pelea entre su tía y los mototaxistas que estaban pasando por el lugar exigiendo que se acate el paro cívico.

«Yo estaba cerca cuando esos del paro vinieron y ella cayó en el momento en que estaba discutiendo con un (joven), se golpeó su cabeza y yo corrí de inmediato para levantarla (pero falleció)», relató.

Facebook Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *