Diego estaba a punto de cumplir 22 años, era el segundo hijo de la familia Veliz Pati, amante de la velocidad, tenía un sueño recuerda su padre; competir en el Dakar, por eso hace algunos años ingreso a la escuela superior Pedro Domingo Murillo para estudiar mecánica automotriz y conocer a fondo el funcionamiento de las maquinas. Sin embargo, las necesidades de su familia lo obligaron a hacer una pausa en sus estudios para buscar un trabajo y apoyarlos económicamente.
Su familia recuerda que él estaba lleno de vida y sueños, pero un cobarde ataque delincuencial acabó con su vida el lunes 19 de noviembre, cuando unos antisociales lo atacaron para despojarle de sus pertenencias en la zona 12 de octubre. Diego al poner resistencia fue atravezado por una bala en la cabeza y perdió la vida.
El miércoles sus familiares, vecinos y amigos lo acompañaron a su última morada en el cementerio Mercedario de El Alto. El clamor de todos sus allegados fue que se haga justicia, que los criminales paguen por haber truncado la vida de Diego Veliz Pati.

Jhonny Aguilera, Director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen( FELCC) aseguró, el pasado miercoles, que hay avances para dar con los responsables, gracias a unas imágenes captadas por cámaras de seguridad.

Facebook Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *