Los viajes desde y hacia La Paz siguen postergados. El Boeing 737-500 de Peruvian Airlines que sufrió un percance al aterrizar en el aeropuerto de El Alto, la mañana de este jueves, permanece en la pista y aún se trabaja en remolcarlo.

La compañía aérea afectada publicó un comunicado en el que lamenta el hecho y asegura que las causas del incidente ya se encuentran en investigación.

La aeronave, que procedía de las ciudades peruanas Lima y Cuzco, «sufrió el colapso de sus trenes por razones que están en investigación, lo que motivó que el avión quedara estacionado en la pista apoyado a su fuselaje»

La Dirección General de Aeronáutica Civil de Bolivia inició una investigación sobre el hecho, en conferencia de prensa, el director de la entidad, Celier Aparicio Arispe, señaló que «se está iniciando» la etapa de la investigación preliminar, después de lo que consideró como una respuesta «eficiente y eficaz» de las instancias responsables de atender ese tipo de contingencias.

La aeronave transportaba a 122 pasajeros y cinco miembros de la tripulación que «están ilesos». La compañía también aseguró que todos los ocupantes están en «perfecto estado». Además comunicó que los pasajeros afectados «serán protegidos» por la aerolínea y que este viernes se enviará otra aeronave para cumplir con el itinerario.

Testimonio

Una de las pasajeras de la aerolínea, que se identificó como Susana Sabat contó a El Deber cómo se sintió el percance desde el interior  de la nave. 

«Al llegar a La Paz cuando sale el tren de aterrizaje, sonó raro, uno que viaja reconoce cuando algo esta mal. La entrada fue de una manera muy torpe, sentimos un sacudón horrible, las maletas se cayeron encima de nosotros, los paneles del avión se cayeron sobre las personas, el lado derecho fue el mas afectado», narró la pasajera.

Susana cuenta que al frenar un  olor fuerte a combustible impregnó el avión. «Nos asustamos por el olor a combustible, las azafatas salieron asustadas y nos gritaron que no nos moviéramos», acotó.

Facebook Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *