La momia prehispánica que corresponde a una niña de ocho años y su ajuar funerario, que fueron extraídas de un chullpar del sur del departamento de La Paz, serán repatriadas en los próximas semanas, después de 128 años, desde la Universidad Estatal de Michigan de los Estados Unidos de Norteamérica.

«La repatriación será posible después de que el doctor William Lovis y la mencionada universidad estadounidense manifestaran su predisposición de repatriar la momia prehispánica y sus artefactos funerarios», informó José Luis Paz, jefe de la Unidad de Arqueología y Museos del Ministerio de Culturas y Turismo (MCyT).

La autoridad indicó que ya inició las gestiones que corresponden para que, a través de la Cancillería del Estado Plurinacional de Bolivia, se concrete la repatriación de los restos funerarios prehispánicos.

De acuerdo al documento enviado por el doctor estadounidense, la momia de la niña de ocho años, que corresponde a un miembro de la cultura Inca del año 1500 DC, es el resultado del secado natural en una parte árida de las montañas andinas al sur de La Paz. Después de la muerte, el cuerpo fue colocado en una torre de piedra, o chullpa, junto con sandalias de cuero, una bolsa de maíz, frutas y frijoles, una honda y una calabaza llena de pequeños guijarros.

El documento también establece que la momia y su ajuar funerario fue presentada al Museo de la Universidad de Michigan el año 1890 por el señor Fenton McCreery de Flint.

Una vez que se concrete la repatriación, la momia y su ajuar funerario quedarán bajo la custodia del Munarq que cuenta con un repositorio que fue equipado con el apoyo de la cooperación técnica del Japón y de Bélgica, donde se cuenta con la tecnología para preservar las momias.

Facebook Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *